Masajes

Precios

30 min. 45€/45 min. 55€
60 min. 70€/ 90 min. 100€

Descontracturante

Relajante

Reflexología Podal

Prenatal

Cérvico-craneal

Drenaje linfático

Circulatorio

Piedras calientes

+5€

Kobido

Maderoerapia

+5€

Pindas Ayurvédicas

+5€

Masaje Dala

+15€
Llámanos o escríbenos a través de WhatsApp para más información

Detalles

En Dala estamos especializados en masajes.                                                                                                                                                  Con la siguiente selección que te ofrecemos podrás conseguir el bienestar que necesitas.

 

Descontracturante:

Esta tipo de masaje consiste en la aplicación de maniobras de fricción, presión, vibración, percusión y relajación de los músculos del cuerpo principalmente en las extremidades y la espalda. Para ello, primero se va aplicando el masaje de manera extensiva por todo el cuerpo hasta que, después de lograr relajarlo, se empezaran a localizar los focos de mayor tensión para desarticularlos.

 

Relajante:

Ayudan a reducir el dolor de espalda y cabeza.

Ayudan a descontracturar los músculos y descargar la tensión que se acumula en ellos. Nos ayuda a liberar el dolor que se acumula en la cabeza y la espalda por causas tensionales. Disminuye nuestros niveles de estrés. Favorece un estado de tranquilidad profunda, ya que hace que disminuyan los niveles de la hormona «cortisol», que es secretada en grandes cantidades en situaciones de estrés. Por tanto detiene la fatiga y la angustia. Reduce la presión sanguínea y mejora la circulación.

 

Reflexología podal:

Este masaje ayuda a terminar con las tensiones, aliviar dolores, reducir estrés y, sobre todo, restablecer el equilibrio general del cuerpo. El paso delicado y repetitivo de los dedos sobre el arco del pie favorece la relajación muscular.

 

Prenatal:

Después de superar el primer trimestre de gestación, las mujeres embarazadas pueden recurrir a los masajes. Consiste en un tratamiento para relajarse y aliviar tensiones pero, también, en un método eficaz de mitigar el dolor y los efectos de algunas de las dolencias más comunes de la gestación.

 

Cérvico-craneal:

Se lleva a cabo en la zona del cuello. Así reducirás la tensión en la zona cervical, los hombros, el cráneo y el músculo facial. El mismo se efectúa con diversos roces y pequeñas presiones en la zona occipital, del cráneo, temporal y de la cara. Es importante señalar, que toda la tensión que se aloja en el cuello y hombros conlleva a molestias musculares y dolores de cabeza. Pueden provocar mareos, y además, afectar el estado anímico. Se encarga de trabajar los puntos focales donde se desarrolla el estrés y la tensión. Con ello, conseguirá estimular la irrigación sanguínea para así aliviar además, el cansancio visual y la fatiga mental ocasionada por diversos factores.

 

Drenaje linfático:

Es un tipo de masaje, suave y ligero, que se aplica sobre el sistema circulatorio y cuyo objetivo es movilizar los líquidos del organismo para favorecer la eliminación de las sustancias de deshecho que se acumulan en el líquido que ocupa el espacio entre las células. De ahí que una de las principales aplicaciones del drenaje linfático sea en la retención de líquidos, aunque en la medicina estética también se utiliza en el tratamiento de la celulitis, los problemas de circulación, las piernas cansadas, los procesos de cicatrización, el acné, los edemas, etc.

 

Circulatorio:

Tiene el objetivo de activar el riego sanguíneo y linfático para favorecer el intercambio celular. Con esta técnica movilizamos los líquidos corporales y favorecemos la eliminación de toxinas ya que se consigue que estas alcancen los órganos y ganglios encargados de suprimirlas.

 

Piedras calientes:

Se aplican en zonas específicas del cuerpo, tales como la columna, el pecho, el estómago, el rostro, las palmas de las manos y los pies. Alivian el dolor muscular. Reducen los niveles de estrés y ansiedad. Aportan mayor flexibilidad articular. Mejoran la calidad del sueño. Poseen efectos estéticos.

 

Kobido:

Consiste en una serie de fluctuaciones entre movimientos rápidos y lentos para mejorar la circulación más profunda del rostro, el cuello, los hombros y la parte superior del pecho. Relaja los músculos de la cara, mejora la circulación de la zona, reduce las líneas de expresión, tonifica los músculos y alivia la tensión, lo que contribuye a un aspecto rejuvenecido y fresco.

 

Maderoterapia:

Consiste en la realización de masaje utilizando unos instrumentos de madera que se adaptan a la anatomía del cuerpo. Es más que un masaje, es una técnica holística capaz de estimular y equilibrar la energía, reducir los niveles de estrés y mejorar los dolores musculares y articulares. A nivel estético, la maderoterapia reafirma y tonifica el cuerpo, reduce la grasa localizada, combate la celulitis al mismo tiempo que estimula la circulación y mejora el drenaje y retención de líquidos.

 

Pindas Ayurvédicas:

Masaje originario de la India, ayurvédico, relajante y antidolorifico. Se masajea el cuerpo con saquitos calientes llenos de sal. aceite y hierbas medicamentosas.

 

Masaje Dala:

Masaje personalizado.

Pide cita