KOBIDO: masaje facial efecto lifting

Buena piel es sinónimo de hidratación, cuidado, genética y, sobre todo, de salud.

Mantener la mente sana es directamente proporcional a mantener el aspecto físico saludable. Y en circunstancias en las que el estrés y la ansiedad brotan, es indispensable buscar terapias y alternativas que equilibren cabeza y mente para conseguir, a partes iguales y con plena estabilidad, el bienestar físico y el psicológico.

En tan solo una sesión de tratamiento, se alternan desde masajes cervicales, exfoliaciones y estiramientos hasta presiones en puntos de acupuntura y diferentes maniobras que hidratan la piel, activan el sistema linfático y liberan energía y tensión acumulada en los músculos.

El resultado garantiza no solo un rostro impoluto, suave y terso, sino también la evasión y una relajación profunda de la mente.

Si la persona que recibe el Kobido consigue poner la mente en blanco y simplemente se deja llevar por las sensaciones que va despertando cada fase del masaje, puede alcanzar un estado de bienestar emocional y físico increíble.

Además, aporta luminosidad, firmeza y pulposidad al rostro sin necesidad de utilizar aparatología.

Noticias relacionadas

Pide cita