Beneficios de la depilación laser

1. Ayuda a prevenir infecciones cutáneas

Una de las infecciones más frecuentes en la piel es la foliculitis. Esta consiste en una inflamación del folículo piloso producida, generalmente, por bacterias u hongos. Si no se trata a tiempo puede derivar en úlceras escamosas, difíciles de curar.

Una de sus causas deriva del uso de cuchillas durante la depilación y los cortes e irritaciones que se producen, dando lugar a la proliferación de bacterias en la piel, penetrando a través el tallo piloso y llegando a afectar al folículo piloso. Con la depilación láser, este problema se acaba.

2. Es cómodo, seguro y ofrece resultados

Los resultados comienzan a ser efectivos desde la primera sesión. El número de sesiones lo determina el especialista, siempre en función de cada caso.

Al no presentar efectos secundarios, aporta al paciente la seguridad que requiere, además de la comodidad, ya que no precisa de una preparación previa, solo seguir las mínimas indicaciones recomendadas por el médico estético.

3. Acaba con los vellos enquistados

Los vellos enquistados suelen darse tras la depilación con cera o el rasurado mediante cuchilla. Al enquistarse pueden producir quistes pilosebáceos e incluso pequeños queloides ( cicatrices hipertróficas), dando un aspecto hiperpigmentado. Con el tiempo, éstas pueden infectarse, derivando en foliculitis.

4. Los resultados son permanentes

El número de sesiones dependerá de cada paciente, del tipo de vello y el fototipo de piel, pero a diferencia de otros métodos de depilación, la depilación láser ofrece unos resultados permanentes. En poco tiempo podrás olvidarte de la depilación.

5. No es un método doloroso

Durante la depilación, se perciben pequeñas sensaciones de frío y calor, y por lo general no es un método doloroso. En caso de que el paciente tenga una gran sensibilidad al dolor, se puede aplicar previamente una crema anestésica. Para determinar si será o no necesaria, se suele realizar un test previo al paciente.

6. Las sesiones son rápidas

Cada sesión depilatoria mediante el láser tiene una duración media de 45 minutos (en el caso de piernas completas). La gran ventaja es que, en comparación con otros tipos de depilaciones, supone un ahorro de tiempo, ya que tras pocas sesiones el vello no vuelve a aparecer.

7. Es una solución estética para muchas personas

Para aquellas personas que no les gusta desperdiciar su tiempo cada día o semana eliminando el vello corporal, el tratamiento láser se convierte en el mejor aliado, proporcionando el resultado esperado. Una piel lisa y suave, libre de todo vello, ese es el resultado satisfactorio que proporciona.

La depilación láser es el tratamiento más demandado por clientes que buscan una solución depilatoria permanente sin tener que sufrir los efectos de las depilaciones tradicionales.

Noticias relacionadas

Pide cita